Acuarios de agua dulce


Si has decidido que por último tendrás una acuario en el hogar tienes que saber que hay diferencias entre un acuario de agua salobre y un acuario de agua dulce. Para esos que procuran un menor cuidado, el agua dulce (con diferencia), es la opción mejor. Tener en el hogar un acuario de agua dulce te dejará que el precaución períodico de las novedosas mascotas se reduzca, prácticamente, a su nutrición y a la comprobación del buen estado de los peces.

Verifica todos los días que tus amigos están en buen estado. Sencillamente puedes buscar si tienen sus aletas en buen estado, o si sus escamas son atacadas por algún género de hongo que esté realizando cambiar su color. Al ver a los peces unos pocos minutos, todos y cada uno de los días, vas a ser con la capacidad de saber con perfección cal es su estado y accionar «habitual«. Esto te va a facilitar bastante advertir los inconvenientes de tus animales.

Los peces de agua dulce precisan tareas de cuidado semanal y por mes, pero como te comentábamos muy básicas. En el momento en que el tanque esté predeterminado (o sea, que lleve andando unos cuantos meses perfectamente), todavía precisas sostener en el control de la calidad del agua. Tienes que revisar el nivel de PH semanalmente (la proporción de pH cambia dependiendo del género de peces que poseas) y el nivel de amoníaco (el amonio, aun en pequeñas proporciones, puede ser mortal para los peces).

En lo que se refiere a las tareas por mes te vas a deber centrar en los filtros, los que vas a deber sustituir. Los cambios de agua son asimismo fundamentales. Vas a deber cambiar el agua cada un par de semanas precisamente, pero lo destacado es que consultes con un especialista.


Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.