Bowlingual, un traductor de ladridos


Bowlingual es un proyecto que no es nada nuevo. Ahora en el año 2002 una compañía de Japón llamada Takara Tomy lo creó para procurar transcribir el ladrido de los perros. Dicho producto incorporaba un micrófono en el collar de nuestro amigo que registraba los ladridos y los catalogaba según distintas conmuevas: tristeza, felicidad, enfado, frustración… Un sistema de análisis muy complejo hacía viable esta distinción.


El producto tiene sus normas de empleo y antes de nada hay que elegir entre las 84 etnias de perro que están en la memoria del mismo. En este momento ha recibido una última actualización en 2009 donde tenemos la posibilidad de percibir en expresiones emitidas por el aparato lo que pide nuestro amigo. De este modo, no debemos extrañarnos al percibir un «juega comigo» o «estoy triste». Eso sí, por ahora solo lo afirma en japonés.

El coste de Bowlingual es de unos 120 dólares estadounidenses en Tokyo. El próximo vídeo exhibe su desempeño.


Entradas relacionadas