Consejos para mantener lejos a los gatos callejeros

gatos-callejeros
Los gatos callejeros pueden suponer un problema para nuestro minino. En general, no suele haber ningún inconveniente ni afección cuando se vive en edificios altos porque nuestro gato no tiene acceso a la calle. La situación cambia cuando se vive en pisos bajos en los que el minino puede escaparse o bien pueden entrar los gatos callejeros, así como las casas ajardinadas o en los pueblos. En estos casos es importante mantener lejos a los gatitos que viven en la calle porque pueden ser perjudiciales para nuestra mascota porque hay un alto riesgo de que le transmitan enfermedades o bien se pueda causar algún otro daño por peleas, entre otras posibles consecuencias. Y, ¿qué se puede hacer? Aquí damos algunos consejos.

Los consejos

La mejor medida que se puede poner en marcha es mantener a nuestro gato dentro de casa para evitar que atraiga a los gatos callejeros cuando esté en el patio o jardín. No obstante, para que salga el minino, también se puede proteger la zona para que no entre en contacto con aquellos que viven en la calle y darle más juguetes o juegos que le estimulen la actividad mental y se entretenga.

El motivo no es otro más que los gatos callejeros no suelen estar vacunados ni con control periódico de veterinarios y pueden portar muchas enfermedades como el virus de la inmunodeficiencia felina o la leucemia.

Mucho cuidado hay que tener en la etapa reproductiva de la gata. Aquellas que no están esterilizadas, podrían atraer a los gatos al jardín o al entorno de la casa porque emiten feromonas que estos gatos pueden oler. Hay que valorar así la esterilización o extremar las medidas para proteger a la gata en esta fase.

gatos-callejeros
Y, finalmente, también se deben valorar otras medidas como mantener la comida y bebida de los gatos lejos del jardín, optando por situarlas en zonas en las que estén alejadas de áreas de fácil acceso. Así se evita que los gatos callejeros se sientan atraídos por la comida.

Entradas relacionadas