El perro más viejo del mundo


En el momento en que Janelle DeRouen, de New Iberia, escuchó no hace bastante tiempo charlar de Chanel (el que en teoría era el perro mucho más viejo de todo el mundo con 21 años de edad) supo que debía poner las cosas visibles y argumentar que Chanel no es el perro mucho más viejo de todo el mundo. Ella podía evaluar esa afirmación; Janelle es la “mamá” de Max, un perro mestizo con ancestros terrier que festejó su 26 cumpleaños el pasado 9 de agosto.

Tras contactar con Guinness World Records y argumentar y dar los datos precisos sobre Max, el perro se transformó de manera automática en el ganador del récord mundial. Calculando su edad humana, el perro tiene un total de 182 años, si bien solo diciendo su edad perruna es algo increíble que varios se preguntan como es viable.


El día de su 26 cumpleaños lo festejó en su casa, cubierto de su familia y ciertos de sus amigos perrunos. Recibió distintas regalos entre aquéllos que estaba el obsequio de sus “progenitores”: un nuevo sofá-cama donde poder reposar bastante mejor.

Nació en 1983, y de momento no tuvo bastantes problemas médicos. En este momento está empezando a tener los atribuyas propios de su edad; comienza a tener cataratas y algo de artrosis, pero en cuanto al resto está en perfectas condiciones de salud. Según ha comentado su dueña, la única vez que ha debido llevarle al veterinario de urgencia fue en el momento en que tuvo un inconveniente con un diente que por último debieron extraerle.


Entradas relacionadas