Las razones por las que el perro se muerde la cola

perros-cola
En anteriores ocasiones, ya hemos hablado de algunas de las razones por las que el perro tiende a morderse la cola y que están relacionadas con problemas de salud. Sin embargo, hay veces en las que también tiene este comportamiento, pero sin que haya una afección en la zona que requiera atención veterinaria ni esté en riesgo su bienestar. ¿Qué sucede en estos casos? Hay otros motivos que explican esta conducta que, igualmente, puede requerir atención, pero de otra manera.

Posibles causas

Cuando se produce este tipo de comportamiento, lo primero que hay que descartar es que no haya un problema físico y relacionado con la salud clínica. Una vez hecha esta comprobación, el siguiente paso es observar a la mascota con el fin de detectar los momentos en los que tiene este hábito de morderse la cola para intentar saber los motivos que pueden estar detrás de esta conducta.

Dentro de los diferentes motivos, figura el juego. Es decir, que este gesto puede producirse en aquellos momentos en los que haya excitación o alegría como sucede cuando se juega. En estos casos, tampoco sería extraño que el can mordiera la cola de otro perro con el que estuviera jugando en ese momento.

A veces, este hábito también es realizado por los perros porque se aburren y es una de sus maneras de entretenerse. Lo aconsejable aquí es aumentar la actividad del perro y sus momentos de paseo, de juego en casa… con el fin de que deje de hacer estas acciones.

perros-cola
Pero a veces este comportamiento no es tan simple o sencillo de resolver o corregir. Este hábito puede deberse a su vez a problemas de conducta. Esto se produce cuando el can lo hace de manera constante.

En general, suele indicar un trastorno compulsivo por, por ejemplo, una inadecuada adaptación del perro a su entorno, lo que a su vez puede derivar en estrés que deriva en realizar con mayor frecuencia esta conducta.

Entradas relacionadas