Los cinco comportamientos del perro ante los que hay que estar alerta

perros-conducta
La conducta de los perros es muchas veces una clara señal de que algo no está bien tanto físicamente porque pueden tener alguna dolencia o enfermedad como psicológicamente por conductas que son inapropiadas y que responden a diversos factores. Son señales a las que hay que estar alerta para detectar qué sucede y corregir esos comportamientos o bien poner tratamientos para las posibles patologías. Pero, ¿cuáles son estas cinco señales tan importantes?

Los indicios

El perro puede tener muchos comportamientos a los que los dueños deben estar atentos, aunque hay cinco que son especialmente relevantes. Es el caso de una conducta agresiva tanto para personas como ante otros canes u animales y mascotas, así como el miedo o la fobia ante una situación concreta o bien que la muestre de forma generalizada.

Junto a estas conductas, igualmente deben ser motivo de alerta el hecho de orinar o defecar, o bien ambas cosas, en lugares inapropiados por más que se le haya enseñado a hacer sus necesidades fisiológicas en zonas adecuadas y, sobre todo, cuando este comportamiento aparece de repente, así como los ladridos y destrozos en exceso.

Además, aún hay otro factor que tiene que ser objeto de atención por parte de los adultos o familiares. Se trata de un exceso de actividad. Esto es importante tanto si la muestra desde siempre porque tiene un carácter muy activo como si aparece ocasionalmente o de forma repentina.

perros-conducta

Causas

Varias son las causas que pueden explicar estos comportamientos. Por ejemplo, el miedo aparece en animales que no han sido bien socializados de pequeños cuando han sido cachorros o bien han vivido alguna experiencia traumática.

La falta de estimulación o bien una mayor actividad suele estar relacionada con el hecho de que el perro no pasa el tiempo adecuado en el exterior para correr, jugar, caminar… y no tiene juegos estimulantes en casa.

Las conductas inadecuadas pueden deberse a su vez a refuerzos involuntarios por parte del dueño porque se le permiten acciones que no debería o se le premia cuando hace algo que no debe. También es posible que aparezcan por castigos verbales o físicos, que pueden contribuir a reforzar conductas no deseadas.

Entradas relacionadas