Entre los fallos más habituales en el momento en que se tienen peces betta, es meditar que han de estar apartados del resto. Hay muchas historias sobre estos peces luchadores y violentos que no en todos los casos tienen por qué razón ser verdad. A pesar de que los bettas, no se llevan bien con los de su clase, esto no quiere decir que no se les logre poner a vivir en un acuario con una “red social” de otros peces.

Hay distintas especies con las que los personajes principales de el día de hoy no tienen ningún inconveniente, como por poner un ejemplo los peces ángel. Los bettas, son muy tímidos por naturaleza- Por esa razón les gusta mucho ocultarse en las grutas y las plantas que haya por el acuario. Ten en cuenta que tienes que obtener plantas, artificiales o reales, a fin de que se logren proteger del resto de la red social en el momento en que a ellos les apetezca.

Despreocúpate bastante pensando en que tu amigo acuático se marcha a comer estas plantas, por si acaso no lo sabes, estos peces son carnívoros. No les des cualquier comida, debes nutrirlos con comida formulada particularmente para ellos. Como con algún otro pescado, es preferible que en el hogar habiten en acuarios con filtro, no obstante, si decides tenerlos en una pecera habitual, vas a deber limpiarla frecuentemente.

Es requisito que tu pez esté en estupendas condiciones de higiene y que su agua esté clorada, en caso contrario, el agua empezará a conformar una suerte de amoníaco producido por los restos de tu amigo y los alimentos no consumidos. El amoníaco es tóxico para los peces. Ten en cuenta que los bettas tienen un aparato respiratorio particular que les deja respirar aire de forma directa desde la área. En verdad, tienen que poder ingresar a la área del agua para lograr respirar aire de manera directa de la atmosfera.


Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.