Los perros y el agua


Hay perros a los que les gusta mucho el agua, no obstante a la mayor parte no es que les encante bastante. De cualquier manera siempre y en todo momento tienes que llevar cuidado en el momento en que tu perro está en una piscina o cerca del agua del mar, en tanto que puede padecer un indeseado incidente. Aquí tienes ciertos consejos que pueden ayudarte en la relación de tu perro con el agua.

No arrojes a tu perro al agua. Tienes que introducirle de manera lenta puesto que todos y cada uno de los perros no son buenos bañistas por naturaleza como por poner un ejemplo el Bulldog Inglés.

– No llames la atención del perro para jugar en el momento en que tires una pelota al agua. Hasta el momento en que la pelota no esté en la área no lo hagas. Si el perro se arroja fuertemente para llegar hasta donde está la pelota puede hacerse daño al no ver las rocas que hay al costado o al caer mal. Hay chalecos de seguridad para perros que te tienen la posibilidad de ofrecer mucho más calma


– Exactamente la misma con los pequeños, los perros han de ser obligados a dejar el agua ocasionalmente para reposar. Proporciónale agua bastante en el momento en que salga a fin de que logre tomar a gusto. No le dejes tomar agua de la piscina (cloro) ni del mar (sal).

– En el momento en que salga del agua seca los oídos de tu amigo. La humedad puede ayudar a que se creen infecciones.


– Si se ha bañado en la piscina, lo destacado es que procures aclararle en el momento en que concluya de bañarse. El cloro y otros artículos químicos tienen la posibilidad de secar la piel del perro.

– Utiliza el tiempo que sea preciso para enseñarle a salir de la piscina. Considera que posiblemente cualquier día, en el momento en que no estés, se logre caer al agua. De esta manera, si esto pasa, él solo va a saber salir.


Entradas relacionadas