Mi perro se muerde la cola: ¿qué hago?

perros-morder-cola
En ocasiones, los perros tienen algunas conductas un tanto sorprendentes como morderse la cola. A veces es un gesto que simplemente hacen de forma esporádica por juego y diversión –pueden incluso morder la cola de otros canes-, aunque en otras situaciones hay que estar pendiente porque no es un comportamiento normal. Esto sucede cuando es un hábito frecuente y se produce en perros que no son cachorros. Y, ¿qué sucede? Varias son las causas que explican este tipo de acciones ante las que hay que actuar.

Salud

Tras el gesto de morderse la cola puede haber algún problema de salud. Por ejemplo, es probable que se haya lesionado la cola y que trate de calmarse las molestias y el dolor con este comportamiento.

Además, es probable que el perro se vea afectado por otro tipo de dolencias o problemas relacionados con la salud como los de tipo dermatológico o neurológico, que producen alteraciones en la percepción y sensibilidad. Esto puede derivar en una conducta de persecución o automutilación de la cola.

También es probable que este tipo de problemas produzcan escozor o picor por la aparición de algunas heridas, tratando así de rascarse. A veces, están relacionados con las glándulas de la zona del ano del can, que se encargan de lubricar y facilitar la salida de las heces. En ocasiones, se obstruyen, produciendo inflamaciones, infecciones o fístulas, entre otras alteraciones.

perros-morder-cola
Igualmente, hay que estar atento a la posible presencia de parásitos como pulgas o sarna o bien hongos u otras reacciones alérgicas, que provocan picor u escozor. En este caso, hay que atender no solo a los parásitos externos, sino también a los internos porque producen picor en la zona perianal.

No hay que olvidarse tampoco de otras heridas o irritaciones ni de los problemas en el pelo, que provocan estos síntomas similares, que favorecen que el perro tienda a morderse la cola, aunque el problema esté en su zona anal.

Entradas relacionadas