Problemas en las almohadillas de los perros

almohadillas perro
Las patas y las almohadillas de los perros son muy duras ¿verdad? Ya que bien, de cualquier manera tienes que tener presente que estos “cojines” se tienen la posibilidad de lesionar al pisar algo afilado o por caminar en un suelo bastante ardiente. Un pavimento al rojo, la arena, un metal, etcétera. tienen la posibilidad de lesionar con seriedad a tu mascota.

Sus almohadillas son muy resistentes y tienen la capacidad de dejarle caminar todo el año a lo largo de cualquier estación pero debemos prestar a tención a sus advertencias de que algo les pasa en sus patas:

Cojear o negarse a caminar de forma incesante
– Lamerse o comerse las patas, más que nada por la región de las almohadillas. Esto asimismo puede ser un síntoma de algún género de alergia.
– Cambio de color en sus almohadillas. Acostumbran a enrojecerse de forma fácil.
– Aparición de incómodas y desapacibles ampollas

Si te percatas de que tu mascota tiene las almohadillas dañadas tienes que llevarla, tan rápido como te resulte posible al veterinario. Las quemaduras o cualquier género de herida, tienen la posibilidad de ocasionar una infección velozmente. El veterinario va a ser quien determine si el animal debe tomar algún género de antibiótico. Si no puedes llevarlo instantaneamente al médico, puedes realizar lo siguiente:

– Cerciórate de que está en una región dónde sus patas no se dañarán mucho más. Mételo en la vivienda o cerciórate que está sobre yerba fría.
Enjuágale la región perjudicada con agua fría y colocale compresas frías.

En las tiendas preparadas, vas a poder hallar distintas modelos de botas o calcetines para perros que les asistirán a sostener sus patas mucho más seguras.


Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.